Mercado inmobiliario se estanca a la par de las expectativas políticas

La expectativa favorable de un cambio político que se produjo en el sector inmobiliario tras la juramentación del presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, como presidente encargado de Venezuela el 23 de enero, ya no lo es tanto. Y así como algunos ánimos se desinflan con el paso de los días, ocurre lo mismo en el mercado de inmuebles, coinciden expertos del área.

En los meses de febrero y marzo se pudo palpar el interés por mover un sector paralizado por la fuerte recesión económica, la hiperinflación y las varias distorsiones que han llevado los precios por debajo del costo de reposición.

El efecto Guaidó, como se llamó la renovación de esperanza de que por primera vez en mucho tiempo los venezolanos vieran una verdadera oportunidad de cambio político, llevó a una leve recuperación de los precios de bienes raíces que Aquiles Martini, ex presidente de la Cámara Inmobiliaria de Venezuela, cifra en 5%.

Esta expectativa detuvo momentáneamente la caída, pero en abril la tendencia se revirtió. En mayo, la situación volvió a ser la misma de antes del 23 de enero, luego del alzamiento militar contra Nicolas Maduro el 30 de abril.

«Durante el primer trimestre se recibieron ofertas, pero los vendedores apostaron a mejores tiempos y con ello a conseguir mejores precios y se aguantaron. El que vendió lo hizo sin duda a un precio que no hubiera obtenido en enero, pero el que no lo hizo ya no podrá hacerlo», señala Martini.

Es momento de comprar, ciertamente, pero pocos quieren vender. El clima político no tan claro por estos días ha hecho que incluso los compradores se aguanten a la espera. Pero en otros casos «el comprador ahora dice no compro y me voy del país, esto se puede poner peor. Ya no ven salida», comenta Anays Torres, asesora de Inmobiliaria AbreSuCasa.

Antes de la aparición de Guaidó en la escena pública, los precios de los inmuebles, en dólares, habían caído entre 70 y 75%, luego se recuperaron ligeramente, pero se trataba de la oferta que ya estaba disponible. Algunos se pudieron colocar, dice Torres.

En lo que va de año, el promedio de transacción en las operaciones de ventas que ha cerrado AbreSuCasa en los Altos Mirandinos es de 30.000 dólares, un precio que sigue siendo bajo en divisas para los que se exhibían antes de la profundización de la crisis hace cuatro o cinco años.

Para Martini «la expectativa de incertidumbre es hoy peor que la de antes de Guaidó, porque en ese momento se esperaba que ocurriera algo y pasó, pero volvimos a la misma historia. No se cumplieron las expectativas en los tiempos que la gente quería».

GHM
Grau Garcìa Hernandéz Monaco
Link: https://www.ghm.com.ve/mercado-inmobiliario-se-estanca-a-la-par-de-las-expectativas-politicas/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *